martes, 9 de agosto de 2016

Viernes 5 de agosto: Las marcas del terrorismo de estado en el cuerpo de sus víctimas

  • por Erika Leiva, Fabiana Cruz, Hugo Díaz y Sofía Romera Zanoli para el Diario del Juicio
Imputados distendidos durante la audiencia de la Megacausa Operativo Independencia
PH Jorge Olmos Sgrosso



Humberto Rava, ex Secretario de Derechos Humanos de Tucumán, relató este viernes  ante Tribunal Oral Federal (TOF) las circunstancias en las que  él y sus padres fueron secuestrados el 18 de marzo de 1975, por las fuerzas militares que accionaban en el Operativo Independencia.

Humberto era un joven estudiante, militante  peronista y candidato a presidente del centro de estudiantes de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) cuando fue detenido, hoy en día debido a las torturas que le propiciaron sus captores necesita usar un aparato permanente para poder escuchar.

“Me llevaron a la Jefatura de Policía  y me dejaron tirado en el primer piso” recordó.  Al principio estaba solo “pero con el correr de los días no se podía estar de la cantidad de gente que había, los traían de 5, de 10”.

“Fueron muchos los estudiantes universitarios de la Tecnológica secuestrados, exactamente 16” preciso el  testigo ante el tribunal integrado por integrado  por los jueces Gabriel Casas (presidente), Carlos Jiménez Montilla y Juan Carlos Reynaga.

Humberto pasó por diferentes centros clandestinos de detención y establecimientos penales. “Hubo un traslado muy traumático, cuando nos llevaron a mi mamá Sara Estela González de Rava (también víctima de este juicio) y a mí a declarar esposados. Montaron un operativo exagerado, cortaron la calle y pusieron un cordón de militares con perros". 

En esa oportunidad, el testigo contó que pudo ver a su madre por primera vez desde la detención de ambos, “ella era una mujer fuerte pero ese día la vi muy triste”.  Sara fue sacada de un sanatorio de la provincia, donde cuidaba a su madre moribunda, “a golpes y le pusieron una pistola en la cabeza”, sostuvo su hijo.

Sara de Rava permaneció un año detenida en el Instituto del Buen Pastor y tras ser liberada le dieron la opción de exiliarse en México, mientras que el padre del testigo recuperó la libertad a los pocos días de la detención.

En 1977, Humberto Rava fue condenado a 20 años de prisión acusado de tenencia de armas de guerra, explosivos y asociación ilícita; y  finalmente en 1983 recuperó la libertad, después de 8 años de cautiverio.

Alba Lilian Reynaga, miembro de la Asociación de Ex Presos Políticos, secuestrada el 22 de julio del año 1975, fue  la segunda testigo en prestar declaración durante la audiencia.

Al comienzo de su detención fue llevada a un destacamento de la  Policía Federal, donde recibió amenazas permanentes y  torturas; y hasta que la trasladaron al Instituto del Buen Pastor donde compartió cautiverio con Julieta Locascio (víctima del juicio Villa Urquiza que se celebró en el año 2014) y Sara de Rava. “Ambas me contuvieron, yo  me encontraba en muy mal estado, con muchas quemaduras y sangraba en distintas partes del cuerpo. Sarita decía que yo era como una hija para ella”, relató conmovida.

Lilian señaló  que “Sara le había contado todas las palizas que había recibido en manos de Roberto 'El Tuerto' Albornoz”, imputado en este juicio como  autor material en perjuicio de 35 víctimas e involucrado como autor mediato y partícipe necesario en delitos sexuales, casos de violación de domicilio, privación ilegítima de la libertad, aplicación agravada de torturas y homicidio triplemente agravado contra cientos de personas.

Como muchas de las víctimas sobrevivientes del terrorismo de estado, Lilian recibió  su libertad pero vigilada, que consistía en presentarse en alguna sede policial semanalmente; “vos nos perteneces, no creas que te liberaste de nosotros me dijeron en la Jefatura de Policía”, recordó.

Al finalizar con su relato, dirigió unas últimas palabras a los jueces: “es la tercera vez que testifico y es muy doloroso. Es deber de ustedes que no me los encuentre a ellos en la calle. Queremos ver que se haga justicia. Nosotros no tuvimos garantías, ellos hoy las tienen todas”.

***

I.M., una testigo de identidad reservada por ser víctima de delitos sexuales, fue la última en declarar. La mujer contó que al momento de su secuestro, en abril de 1975, tenía un negocio y daba clases de catequesis para chicos en una parroquia de la localidad de San Pablo, ubicado a 13 km de San Miguel de Tucumán.

“El día que me llevaron los militares fueron hasta mi casa en Yerba Buena, era de noche. Me dijeron te venimos a llevar.  Me subieron al camión de Gendarmería y fuimos a buscar a dos mujeres más: Marta Jacinta Sosa y María Ramona Maldonado”. Las tres fueron trasladadas con vendas en los ojos a la Escuelita de Famaillá,  centro clandestino de detención donde las fuerzas conjuntas del Ejército pusieron a prueba el método de la desaparición forzada de personas.

Contó que María Maldonado fue la que mayores tormentos sufrió durante el secuestro “se la escuchaba gritar todo el tiempo. A mí me preguntaban si lo conocía a Raúl Quiroga y también me hacían preguntas sexuales”, indicó I.M., que fue liberada días después.

Al finalizar la lista de testigo, Roberto 'El tuerto' Albornoz pidió la palabra para referirse al caso Rodolfo Ojea Quintana que tuvo lugar en el TOF el pasado jueves 4 de agosto y quien en su declaración mencionó al imputado como uno de los captores que se introdujo en su vivienda ilegalmente para llevárselo detenido.

Al respecto Albornoz dijo que nunca en su vida vio a Ojeda Quintana, “yo no lo detuve, soy tremendamente inocente”  pero a su vez  alegó que sabía que era “un miembro importante de la organización montoneros a nivel nacional”.

El imputado  pidió que se investiguen los antecedentes del testigo y negó que sea su firma es la que figura en una orden que habría dado cuenta del operativo en el domicilio que Ojea Quintana alquilaba en Yerba Buena. Para ello  requirió que se efectúe una pericia caligráfica sobre esa documentación.

El Tribunal hizo lugar a este último pedido, cuyo resultado se conocerá  durante la próxima audiencia, que tendrá lugar el jueves 11 a las 9hs.

No hay comentarios:

Publicar un comentario